Código de ética

Las publicaciones realizadas en Revista ESPAMCIENCIA tienen un compromiso ético con la comunidad científica y la sociedad en general.

El Consejo Editorial, Comité Editorial, autores y evaluadores adoptan los siguientes principios éticos con la finalidad de garantizar las publicaciones:

De los(as) autores(as):

  • Cuidar la integridad de los datos académicos, evitando y actuando en contra del plagio y la divulgación de datos fraudulentos.
  • Respetar los sistemas de retracto y publicar las correcciones y aclaraciones necesarias y oportunas.
  • Tomar en consideración las observaciones y las solicitudes de corrección de la producción escrita.
  • Respetar la política de confidencialidad, la misma que implica que no se puede revelar a los autores la identidad de los evaluadores y viceversa.
  • Asegurar que la autoría de los textos sean originales y justas con las contribuciones de otros autores(as). 
  • Cumplir las normas de redacción y formato.
  • Las obras deben tener una lista de referencias bibliográficas en la que conste la información de todos los(as) autores(as) en que se ha apoyado.

 De los(as) evaluadores(as):

  • Deberán aceptar únicamente los trabajos que correspondan a su formación académica y a su especialidad.
  • Revisar los trabajos de manera responsable, objetiva e imparcial.
  • Utilizar un lenguaje claro, preciso y respetuoso para comunicar a los(as) autores(as) sobre la colaboración de sus trabajos.
  • Responder puntualmente en el caso de que el Comité Editorial requiera alguna aclaración.

 Del Consejo Editorial y Comité Editorial:

  • Revisar críticamente el trabajo en su contenido intelectual.
  • Cuidar de la reputación de la publicación garantizando que el material es inédito, académica y científicamente relevante y de calidad.
  • Hacer una valoración justa de los trabajos para determinar cuáles son publicables y cuáles no.
  • Conservar siempre la confidencialidad en relación a los(as) autores(as) y evaluadores(as).
  • Permitir a los(as) autores(as) el derecho a apelar en el caso de que su producción sea rechazada.
  • Mantener informados a los autores durante todo el proceso de edición, de manera trasparente y con entero respeto.
  • Aclarar las dudas que surjan durante los procesos de edición tanto a los autores como a los evaluadores.